Opinión

¡Se activaron las bodegas!, ¿y del respeto qué?

1 Minutos de lectura

En este ambiente pre electoral, hemos observado un triste aumento en la intensidad de los ataques en las redes sociales dirigidos hacia Dumek Turbay y Yamil Arana Padauí, destacados aspirantes a la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolívar respectivamente. Lamentablemente, día a día, nos encontramos con videos y publicaciones anónimas que recurren a epítetos denigrantes, llegando incluso a comparar a estos líderes con animales rastreros.

Un reciente incidente en Facebook arremetió contra Dumek Turbay, señalándolo como responsable de los problemas en el alcantarillado de El Carmen de Bolívar y acusándolo de llevar una vida de lujo. El mensaje instaba a apoyar a su oponente, Javier Julio Bejarano. Aunque inicialmente podría pensarse que Javier Julio estaría detrás de tal acusación, una inspección más profunda deja en claro la ausencia de pruebas contundentes.

De forma similar, Yamil Arana también ha sido objeto de difamaciones, especialmente en relación a su amistad con el gobernador, Vicente Blel. Es alarmante la constante aparición de mensajes a través de WhatsApp y otras plataformas que los señalan, así como a otros candidatos como Judith Pinedo Florez y William García.

No es ajeno a estos embates el ex alcalde y ex congresista, Pedrito Pereira, quien hoy busca un puesto en el Concejo.

Es triste constatar que esta campaña política ha presenciado la declinación de la decencia y el decoro. La humanidad y vida personal de los candidatos parecen haber perdido relevancia. En lugar de enfocarse en propuestas y soluciones, el propósito parece ser infligir daño y sembrar la desconfianza entre los votantes. A pesar de ello, permanece incierto cuánto poder ejercen estos mensajes en las decisiones finales de los electores. Cada votante tomará su determinación basándose en diversos factores. No obstante, es fundamental recordar la esencia del respeto y la cordura en el proceso democrático, pues son valores que deberían primar en todo momento. Desde este medio pedimos: Juego Limpio.

Noticias relacionadas
Opinión

La delincuencia en Cartagena no solo es un problema social

2 Minutos de lectura
César Pión, ex concejal de Cartagena. Delinquir es cometer un delito, que puede incluir perpetrar, atentar, transgredir, infringir, contravenir, violar, robar, matar…
Opinión

Al César lo que es del César…

2 Minutos de lectura
Es evidente que el ejercicio del control político no puede limitarse únicamente a observar, denunciar y censurar acciones y resultados desafortunados. Por…
Opinión

Añoranzas, sonidos, olores, colores y sabores: del barrio y otros recuerdos

4 Minutos de lectura
Además de sus implicaciones religiosas y espirituales, la celebración de la Semana Santa es época propicia para el descanso reflexivo y la…
Suscribete y entérate al instante de las noticias más recientes